Skip to main content

Durante los últimos años, siempre he asociado "sostenible" y "sostenibilidad" con esfuerzos en torno al medio ambiente. El diccionario Merriam Webster define sostenible como "de, relacionado con, o siendo un método de cosecha o uso de un recurso de modo que el recurso no se agote o dañe permanentemente".

Ernie Nolan

El 1 de enero de 2024, me senté en mi sillón favorito con mi café matutino y empecé a escribir mis propósitos de Año Nuevo: promesas personales, cambios, logros y mejoras que la gente hace coincidir con el comienzo del año. No tardé mucho en llenar mi bloc de notas de ideas. Siempre intentando mantener el equilibrio entre la vida laboral y personal y dirigir con éxito mi institución en este clima post-pandémico, mis esperanzas para 2024 eran GRANDES. Mientras hacía una pausa en mi lluvia de ideas para rellenar mi taza de café, cogí el teléfono y vi una publicación en Facebook de mi querida amiga, la Consultora Creativa Nina Meehan. Ella también tenía en mente propósitos para el Año Nuevo. Ella publicó:

“El 31 de diciembre, te haces todas esas promesas y planes. Y durante los primeros días de enero, te mantienes resuelta, decidida e inquebrantable en esos planes y promesas. Pero, hacia el 10 de enero, la vida real ha vuelto a empezar y, con ella, han llegado las vueltas y revueltas de lo inesperado. ¿Pueden tus propósitos navegar esas olas? ¿Pueden sostener las inevitables sorpresas de la existencia cotidiana?”.

Junto con una nueva taza de café, volví a mi lista y releí. Navegando constantemente por los imprevistos del día a día, ¿podría cumplir honestamente todos estos objetivos este año?  La publicación de Nina seguía respondiendo a las preguntas que ella, y yo, nos habíamos planteado:

“Para la mayoría de nosotros, la respuesta es NO. Las investigaciones sugieren que sólo el 9% de la gente cumple realmente sus propósitos de Año Nuevo. Lo que explica por qué los gimnasios de todo el país están llenos el 3 de enero y vacíos el 22 de enero. Este año, ¿por qué no comprometerse con algo que sea sostenible?”

La inspiradora publicación de Nina me hizo pensar en la palabra “sostenible”. Durante los últimos años, siempre he asociado “sostenible” y “sostenibilidad” con esfuerzos en torno al medio ambiente. El diccionario Merriam Webster define sostenible como “de, relacionado con, o siendo un método de cosecha o uso de un recurso de modo que el recurso no se agote o dañe permanentemente”.

Tras descubrir esa definición, miré la larga lista de mi bloc de notas y pasé la página a una nueva. En esa nueva página, con un sentido de sostenibilidad personal en mente, escribí una resolución:

“Este año, no me agotaré ni me dañaré permanentemente”.

Espero que se unan a mí y se cuiden a sí mismos el año que viene.

Mirando hacia un futuro lleno de retos desconocidos, espero que mi propia autopreservación me lleve a la innovación y a la posibilidad. Al igual que el medio ambiente y los retos sociales son globales por naturaleza, espero que cuidarme me lleve a y refuerce las oportunidades de colaboración y cooperación internacional.

Espero que te unas a mí en cuidarte el año que viene para que podamos garantizar una mejor calidad de vida a las generaciones actuales y futuras.

Ernie Nolan

Tesorero de ASSITEJ Internacional