Skip to main content

¿Los Puntos de Inflexión forman parte del pasado o marcan el futuro? ¿Y los Puntos de Inflexión llegan siempre con un gran estruendo o fuegos artificiales, como el año nuevo, o pueden suceder en silencio y sin que nos demos cuenta al principio?

Julia Dina Heße

Las últimas semanas del año siempre me producen algún tipo de irritación. Es esa época de transición prescrita, deslizándonos lentamente de un año a otro. Es una tierra de nadie emocional, ya que puedo sentir cómo el presente se convierte lentamente en pasado mientras el llamado futuro no ha llegado oficialmente. Lo mismo me pasa con los cumpleaños: siempre empiezo a sentirme confundida acerca de mi edad actual unas semanas antes de mi próximo cumpleaños, pues tengo la sensación de que ya no tengo realmente la edad de antes, sino que voy creciendo lentamente hacia la nueva. Es como estar en un elevador o en la escalera, en un barco o en un tren: lugares que no se pueden localizar porque están entre cosas.

Como los Puntos de Inflexión. ¿Los Puntos de Inflexión forman parte del pasado o marcan el futuro? ¿Y los Puntos de Inflexión llegan siempre con un gran estruendo o fuegos artificiales, como el año nuevo, o pueden suceder en silencio y sin que nos demos cuenta al principio?

“Punto de Inflexión” (Turning Point) fue el tema del Encuentro Artístico de ASSITEJ que acabamos de vivir juntos en Belgrado y Novi Sad. Y aunque sólo han pasado dos semanas, esto ya se siente en el pasado, y Cuba y el Congreso Mundial están cada vez más a la vista. Muchos pensamientos y momentos que compartimos en Serbia todavía resuenan en mí y me hacen sentir bastante segura de que permanecerán hasta el Congreso.

Voy a compartir uno aquí:

En los Encuentros Artísticos intercambiamos respuestas sobre el significado de los Puntos de Inflexión en lo que se refiere a nuestro arte (escénico). Se pidió a cada grupo que creara conjuntamente una imagen/dibujo que incluyera y combinara las distintas perspectivas. Los resultados reflejaron la riqueza de puntos de enfoque, esperanzas, ideas y campos de acción que los artistas que trabajan para y con niños, niñas y jóvenes están considerando en su práctica.

Una respuesta decía: “Reconocer que los jóvenes de hoy en día están inmersos en el mundo digital” para que el Punto de Inflexión “acabe con la tecnofobia”, mientras que otra respuesta se fue por un tema totalmente distinto y trató sobre “La paternidad en el arte” para prever un cambio de “mala conciencia en el trabajo y en casa” a un “equilibrio entre la vida laboral y personal” que se adapte a los padres artistas y se convierta en el equilibrio entre la vida laboral y personal de todos los artistas. También fue interesante la reinterpretación de las barreras relacionadas con los Puntos de Inflexión con una Visión del “Día del Dominó” y la idea de que cada barrera se transforma en un dominó: cuando “tires la primera caerán todas las demás”.

Y la última me remite al complicado concepto del tiempo, presente, pasado y futuro, y nuestra relación con él: “Los niños y niñas NO son el futuro. Los niños y niñas son el ahora”. Y lo mismo ocurre con las personas mayores: “Las personas mayores NO son el Pasado. Todo el mundo es AHORA”. Esto demuestra la “importancia de la escena intergeneracional” y deja muy claro: “Todos estamos aquí juntos”.

En este sentido les deseo a todos un esperanzador y cariñoso camino hacia el nuevo año y espero verles por ahí.

Julia Dina Heße

EC Member of ASSITEJ International